TALKING HEADS

David Byrne, líder de los Talking Heads, ha sido desde sus principios un personaje digno de recordar.
Antes de ser líder de los Talking, tenía un dúo con un amigo y una anécdota cuenta que, tocando de teloneros, una vez alguien le arrojó un vaso a Byrne el cual le pegó en la barbilla. La sangre le corría por el cuello de David, pero siguió bailando al ritmo de la música y afeitándose como si la sangre fuese espuma. El público supo que no estaba ante alguien “normal” y terminó aplaudiendo de pie. No obstante, esta no es la historia típica y engañosa del tipo que sube al escenario y de un día para el otro se convierte en estrella; pasó mucho tiempo para que The Artistics, el embrión de los Talking, y luego los Talking Heads, tomaran forma.

Corría el año 76 y Talking Heads subía al mismo escenario de lo alternativo con «una alternativa a lo alternativo»: guitarra acústica, un traje anti-star, el pelo prolijo y un cantante que parecía epiléptico mientras entonaba “Asesino Psicótico”.

Sin sentirse atrapado por un estilo único Byrne fue mutando, enriquecido con cada mutación, y mostrando, con equilibrio justo, lo que otros no pudieron o no quisieron. Cada disco: una historia distinta, llena de experiencias diversas y con sorprendentes amagues a lo previsible.

Un traje cuatro tallas más grande, una banda enorme y un escenario que se iba armando a medida que el show se realizaba, nos mostraba a los Talking en la máxima muestra de que se pueden hacer cosas que la mayoría de los que componen el negocio de la música hubieran tildado de desubicadas. Un título sugerente “Stop Making Sense” (Deja de Hacer las Cosas Bien) fue el nombre del disco y la película que en 1985 dejarían a la banda mostrar todo su arsenal conceptual y material.

Inquieto como el que más Byrne hizo siempre lo que quiso, mucho más cuando las cosas se le hacían previsibles. Música para películas, obras de teatro, filmó documentales que lo acercaron a Sudamérica y sus ritmos, estudió el lenguaje de los monos (la tapa de Naked, como todo lo que expresa Byrne, no es casualidad), produjo y colaboró entre otros proyectos con Mesopotamia de los B’52, etc.

La despedida fue True Histories, banda de una película de Byrne que llevó el mismo nombre y que es una verdadera perla cinematográfica. Dos años después llegó el último: Naked. Pero este fue una especie de disco solista disfrazado. El último escalón que los viera juntos.






Psicho Killer





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

Encuesta
 


¿Que opinas sobre esta página?
Es una caca de vaca mutante
no tengo nada contra ella pero si la pillo en un callejón sola, la mato
ni fú ni fá
no está mal pero...
está bien (pero sin exagerar)
no sé como no he podido vivir sin ella todos estos años
aaaghhrr!...(sonido de orgasmo)

(Mostrar resultados)


Publicidad
 
Advertencia
 
Recordamos que esta web es única y
exclusivamente una forma de entretenimiento, tanto para los visitantes como para los creadores.
No se pretende herir la sensibilidad de nadie ni despreciar el trabajo de otras personas o entidades.
Si lo hemos hecho en algún momento nos disculpamos enormemente.
Atentamente: El equipo directivo de EL PRINCIPIO O EL FINAL.
 
¿Te gusta Visto en Internet?
 
 
Hoy habia 1 visitantes (72 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=